Una mujer intentó poner a prueba a su marido, pero fue él quien la impactó a ella

por Administrador

La confianza en la pareja es la piedra angular de su futuro inmediato, es tan importante confiar en quien amamos, que los expertos aseguran que es la única forma de tener una relación armoniosa en que ambos participantes se sientan felices y plenos.

Anuncios

Sociedad

| |

portada-carta

Anuncios

Hoy en día la infidelidad es algo bastante común, existen de hecho muchas personas que le defienden diciendo que el ser humano no fue hecho para ser monógamo, y que es totalmente ridículo si quiera intentarlo. Además de todo esto, las mujeres de por si, en su mayoría, somos muy inseguras, lo que muchas veces también hace que las relaciones se desgasten, ya que muchas, al no saber controlar sus inseguridades, se vuelven algo paranoicas y esto termina por cansar a su pareja.

Una de las bases de las relaciones personales es la confianza. Y claramente, no sólo por el hecho de que permite al otro poder vivir libremente su vida, lo que lo hace mucho más pleno, sino que, también permite que quién confía este mucho más tranquilo, y en consecuencia, también disfrute mucho más de la relación.

large-141

Un gran ejemplo de esto es una historia que anda dando vueltas por internet, trata de una chica que estaba algo insegura del amor de su pareja, y quiso saber cuál sería la reacción de él si ella lo dejara, por lo que decidió ponerlo a prueba, dejándole una carta sobre el mostrador en donde le explicaba las razones por las cuales lo dejaba. Seguido de esto se escondió debajo de la cama para observar su reacción. Luego de que su marido leyó la carta, escribió algo en ella y comenzó a cantar mientras se cambiaba de ropa. Tomó su celular y apenas le contestaron dijo: ” Hola amor, me estoy cambiando para ir por ti, ya no te preocupes por esa otra tonta, se dio cuenta de que no la quería y me dejó. Fue un error casarme con ella, hubiera sido genial conocerte antes, te veré pronto” y seguido de esto salió de la habitación.

large99

La mujer, muy triste y decepcionada salió de abajo de la cama y leyó lo escrito en la carta, decía: “Podía ver tus pies debajo de la cama tontita, fui a comprar el pan”. A veces nuestras inseguridades nos llevan a tomar decisiones inmaduras, es mejor siempre conversar las cosas y llegar así a una instancia de felicidad para ambos siendo honestos.

Anuncios