VIDEO: ENFERMERA QUE EN 1977 CUIDA A UN BEBÉ QUEMADO…38 AÑOS DESPUÉS SE LLEVA UNA GRAN SOPRESA

por Matias

Esta es una hermosa historia que demuestra que hay lazos de cariño puro que el tiempo y la distancia jamás borran. Una joven que a los tres meses de edad sufre grabes quemaduras, se reencuentra con enfermera que la cuido después de haber pasado 38 años.

Anuncios

Sociedad

| |

Anuncios

Desde pequeña que Amanda Scarpinati contempla con mucho amor, las fotografías en blanco y negro que le tomaron en el hospital, cuando ella tenía tan sólo 3 meses de vida, con la enfermera que la sostenía en brazos. Estas fotos son de 1977 y se tomaron en el Centro Médico de Albany, en Nueva York, luego de que Amanda llegara allí por una caída desde el sofá al interior de un humificador de vapor caliente, soportando grabes quemaduras de tercer grado.

Después en los años que siguieron, la niña fue sometida a distintas intervenciones quirúrgicas, pero aún así recibía burlas de sus compañeros.
Es así como los cuidados de la enfermera de la foto la hacían sentir siempre mejor. Amanda señaló a Associated Press: “Crecí como una niña desfigurada por las quemaduras, fui intimidada y atormentada…Miraba esas fotos y quería hablar con ella, a pesar de que no sabía quién era. Me producía sosiego y paz mirar a esa mujer que parecía tan sincera, cuidando de mí“.

Amanda tenía el sueño de hallar algún día a la tierna enfermera que la cuido y le dio alivio en ese periodo tan duro. Luego de buscarla por 20 años sin ningún resultado, se le ocurrió utilizar las redes sociales para probar suerte y subió las fotografías a Facebook con el siguiente mensaje: “Me encantaría saber su nombre y, posiblemente, tener la oportunidad de hablar con ella y conocerla. Por favor, comparta esto porque nunca se sabe hasta quién podría llegar“. Después de eso su publicación se viralizó en poco tiempo, dando paso a ese milagro que esperó toda la vida.

El relato llegó hasta Angela Leary, que trabajó con aquella enfermera en el Centro médico ese año y afirmó que se llamaba Susan Berger.

Susan Berger en 1977 había salido recién de la universidad y tenía 21 años de edad. Ahora en la actualidad era vicepresidenta ejecutiva de Cazenovia College en Nueva York, pero recordaba muy bien a Amanda, teniéndole especial cariño a las mismas fotografías. Además en aquella oportunidad le había comentado a su familia y amigos de la pequeña niña que cuidaba en el hospital. Berger señalo: “Era muy tranquila…Por lo general, cuando los bebés salen de una cirugía están durmiendo o llorando. Pero ella estaba tan tranquila y confiada. Fue increíble.”

Berger prosiguió: “No sé cuántas enfermeras pueden tener la suerte de vivir algo como esto, que alguien te recuerde durante todo ese tiempo… Me siento privilegiada de ser alguien que representa a todas las enfermeras que cuidaron de ella en los últimos años.”

Luego de eso, las dos protagonistas de la historia vivieron por fin un conmovedor reencuentro, después de 38 años. En el siguiente video se puede ver el emocionante momento:

Haz clic aquí para ver el video

Anuncios