VIDEO: ESTE HOMBRE SE LLEVA A UNA NIÑA A SU CASA. LUEGO DE OPERARLA 1 AÑO, SUS PADRES NO CREEN LO QUE VEN

por Matias

Hoy conocerás una historia que te remecerá hasta los huesos. Se trata de una pequeña niña que producto de un accidente se le deforma la cara, cambiado su vida para siempre. Es así, hasta que un día conoce al que sería su ángel de la guarda.

Anuncios

Sociedad

| |

safe_image-17

Anuncios

Esta pequeña niña llamada Zubaida Hasan, tenía tan sólo 9 años cuando fue víctima del fuego abrazador producto de un incendio, en la aldea donde vivía junto a su familia, en Afganistán. El fuego quemó gran parte de su rostro y cuerpo, siendo tan graves las lesiones que su cara se derritió hasta llegar a su pecho, cambiando su vida para siempre.

Lo primero que hicieron los padres fue llevarla a varios hospitales, pero los doctores les decían que nada podían hacer. Sin embargo, el padre no se dio por vencido y un año más tarde la llevó a una base militar Estadounidense, que invadió su país luego del atentado del 11 de septiembre en las Torres Gemelas. Allí los soldados conmovidos por la niña que tenía problemas para comer y dormir, se contactaron desde la base militar con el cirujano plástico Peter Grossman, que vivía en Los Ángeles y era especialista en personas quemadas.

Luego de eso, Zubaida y su padre viajan a Estados Unidos para conocer al cirujano. Cuando llegaron y Grossman junto a su equipo vieron a la niña, notaron que el caso era serio y había que hacer algo al respecto para ayudarla, estimando que eso tomaría por lo bajo, tres años de tratamiento, ya que se realizarían varias cirugías.

Tuvieron que ocupar piel de varias partes de su cuerpo para reconstruir su rostro, cuello y otras zonas, porque de esa manera los injertos no serían rechazados por el organismo.

Luego de hacer la primera cirugía, el rostro de Zubaida empezó rápidamente a tomar forma. A medida que el doctor Grossman iba operando a la niña, se fue uniendo más y más a ella. Así cuando el padre tuvo que volver a Afganistán, Grossman junto a su esposa se hicieron cargo de ella para que completara su tratamiento y como no tenían hijos, la pequeña niña les trajo mucha alegría a sus vidas.

Con el tiempo la niña empezó a ir a la escuela de California, rodeándose de amistades nuevas. Inclusive empezó a llamar a los Grossman “Mami” y “Papi”. Celebró su cumpleaños número once muy feliz, luego de su décima cirugía. Pasó un año en vez de los tres que se habían contemplado inicialmente, cuando el cirujano decidió que era el momento de que Zubaida regresara a su hogar, ya que el tratamiento estaba casi por terminar.

Luego de despedirse de sus amiguitos y de la que fue su madre por un tiempo, la niña viajó a su país con el doctor Grossman para volver a casa con su familia. Pero cuando sus padres la vieron, no podían creer lo que había ocurrido con la transformación de su rostro y la contemplaban llenos de emoción.

El cirujano muy apenado se despidió de su muy querida paciente e hijastra por un tiempo, mientras que bromeaba diciéndole, – “si me entero que te casaste a los trece, vendré a golpearte el trasero”. La familia completa y Zumbaida también se despiden, mostrándole un enorme agradecimiento a Grossman que fue una salvación caída del cielo para la pequeña niña.

Mira acá el video de cuando Zubaida fue al Show de Oprah Winfrey para contar su increíble historia:

Haz clic aquí para ver el video

Anuncios