Quiénes son y cómo educan los Rastafari de Villa Alemana en Chile

por Administrador

Una calurosa tarde de enero nos recibe el profeta Leonardo en la comunidad Rastafari de Villa Alemana, región de Valparaíso. Lo primero que nos señala es que al entrar y al salir del recinto hay que hacer una oración para la cual hay que ubicarse hacia el Este, con los dedos de las manos entrelazados y los índices apuntando hacia donde sale el sol y la creación.

Anuncios

Sociedad

| | | | |

Comunidad-en-la-puerta-460x345

Anuncios

Por Lester Aliaga

El sacerdote, quien nos recibirá con algunas mamás y sus hijos/as aún no llega, porque está todavía trabajando en el centro de la ciudad en la venta de productos que preparan en la comunidad.

Historia del movimiento rastafari

El profeta Leonardo nos introduce en la historia de la Fe de Vida Rastafari.  Es una Fe de Vida, porque dicen ser no solo una religión cuyos fieles van a la iglesia y listo, sino que trabajan juntos, viven en comunidad.  Es una forma de vivir que involucra una forma de vestirse, de pensar, de alimentarse, de ser.  Es toda una cultura.

Los Rastafari se consideran herederos de los antiguos israelitas, que eran negros, provenientes de África, porque según sus preceptos el ser humano proviene de África.  “Nunca nos dicen que Egipto está en África y que las 25 primeras dinastías de Faraones eran negros.  El rey David, Jesús, eran negros”.

El primer Rastafari, Emanuel, fue un anciano de Jamaica que enseñó el Orden deMelquisedec, que es el antiguo sacerdocio de Cristo, que es el sacerdocio que va a reinar para siempre, no como el Levítico, que fue por un tiempo, al decir de nuestro anfitrión.  El de Melquisedec es para siempre, porque está basado en la alabanza no en el sacrificio.

El profeta Leonardo también se refirió a la Sagrada Trinidad de los Rastafari:  Marcus Garvey, King Emmanuel y Emperador Haile Selassie.

Sagrada Trinidad Rasrafari

Marcus Garvey

Es el Profeta.  Apareció antes que Selassie.  Nació en Jamaica, viajó  a Estados Unidos, vio la realidad de la gente negra,  cuando el racismo estaba en su apogeo y se dio a la tarea de despertarles el amor a sí mismos, a su raza, a su color y mirar a África. Dijo: “Miren hacia el este, cuando el rey negro sea coronado, su liberación estará cerca”. Trabajó duro, levantó industrias, una flota naviera para llevarse de vuelta a la gente negra a África, pero tuvo dificultades con la Inteligencia norteamericana.  Se le tildó de agitador.

Emmanuel

Es el Sacerdote.  Llamado Honorable Rey Emmanuel Charles Edward VII,  estableció la Fe Bobo-Ashanti, basado en tradiciones etíopes antiguas. Sus seguidores lo reconocían como Sumo Sacerdote y el Adonai reencarnado. Para ellos, que siguen la Biblia, la Trinidad es: Padre, Hijo y  Espíritu Santo, pero también: Rey, Profeta y Sacerdote

Halie Selassie

Es Dios hecho carne.  Último Emperador de Etiopía (Abisinia), llamado: “León Triunfador de la Tribu de Judá”, “Elegido de Dios” y “Rey de Reyes”.  Hijo del Ras (Lord) Makonnen Woldemikael Gudessa, recibió por nombre Tafari Makonnen.  Antes de acceder al trono de la dinastía del Rey Salomón y la Reina de Saba, con el nombre de Haile Selassie I, se le llamaba Ras Tafari.

La forma de saludo es con la mano en el corazón, una reverencia y la expresión: “Bendito amor, mi Señor”, porque ellos creen que el saludado/a, toda la humanidad en verdad, es Dios hecho carne y por eso “mi Señor”. La comunidad Bobo-Ashanti de Villa Alemana es parte de una gran comunidad internacional que nació en 1958 en Jamaica.  En el año 2006 comenzaron en Chile.  En esta ciudad de la región de Valparaíso son cuarenta miembros, aparte de los veinte niños y niñas. Se declaran integrantes del Congreso Negro Internacional Etíope Africano que es una Iglesia internacional con sede en Jamaica.  Tienen intercambios y así comparten experiencias.

 A mí particularmente me gustó el tratamiento otorgado entre ellos.  A los niños les dicen “príncipes”, a las niñas “princesas”, la mujer de la pareja es “reina” y “emperatriz” o”Empress” y el varón “rey”.  Se escuchaba bello.  Y como el lenguaje crea realidad, el mundo existe en tanto lo nominamos, yo creo que ese trato crea un ambiente de dignidad; de aprecio; de amor, en definitiva, que se siente y se palpa.

Princesa

Se nos acercó el profeta Róbinson antes de salir a vender los panes integrales recién hechos.  Él es soltero, pero cuando tenga hijos los quiere educar en la comunidad, acción preferente de las “hermanas”.  Es cierto que tienen libertad para educarlos en un colegio del sector, pero a él no le gusta el sistema de cuarenta niños por profesor.  “Yo lo veo en los hijos de mis familiares.  La educación que nosotros les damos es diferente, es personalizada y es más natural.  No los sentamos a todos frente a una pizarra, aunque a veces sí.  Igual, ha habido talleres en que se les explican cosas usando la pizarra.  Pero por un rato, no más, porque en sí los niños no quieren estar todo el rato sentados mirando algo fijo.  Quieren tocar, tienen la capacidad de tomar atención de varias cosas.  Eso en el mundo de afuera es sinónimo de “niño problemático”, hiperactivo, que le dicen.  El déficit atencional para nosotros no existe.  Tenemos un príncipe que para el mundo, el sistema, él tendría eso y sería un caso problema.  Resulta que le estamos explicando algo y toma atención, pero está atento también a un hermano que está pintando y a otros que están haciendo otras cosas.  Hay que explicarle corto y así entiende más rápido.  En el colegio estaría desesperado…”

El profeta Róbinson estudió hasta educación superior, pero nunca se sintió acogido en el sistema.  Lleva once años en la comunidad y cuenta que su madre, que vive en Villa Alemana con sus otros hermanos de sangre, le dice que siempre fue especial, que no le gustaba el colegio, que no comía carne de buena gana, de manera que no le extrañó su decisión de unirse a los rastafari.

Le pregunté si se imaginaba una escuela que fuera rastafari, con horarios, profesores/as, salas de clases y en principio me dijo que sí se la imaginaba, pero luego aclaró que no con las clases siempre en salas, sí muchas al aire libre.  Ahí terció el profeta Leonardo en la conversación, señalando que cuando él tenga hijos/as con su reina tampoco le gustaría que fueran a la escuela y suscribe desde ya el homeschooling, aunque recalca que le parece fundamental para los primeros años de vida y que después, si quieren, podrán ir al colegio, al liceo y a la universidad.  Cuando le comento lo llamativos y bellos atuendos que usan, me cuenta que ellos mismos confeccionan las túnicas, la ropa en general, sus comidas, adornos y hasta las sandalias.

Por qué Homeschooling

Primero por las enseñanzas de su líder, el rey Emmanuel, su Alto Sacerdote, que les instruyó que la educación es fundamental para el desarrollo de una nación.  Entonces ellos acá, por la experiencia de haberse educado en las escuelas tradicionales de Chile, sabían que no era lo que querían para sus príncipes y princesas.  Ellos apuntan a una educación integral, no solo de Lenguaje, Matemática, Inglés, sino que, especialmente, Principios de Vida.  Más de una vez escuché el aforismo: “Educación sin justicia es esclavitud”.

El sacerdote de la comunidad, Rodrigo, de nombre Igo (se pronuncia “Aigo”) nos expresó que: “el sistema educativo en Chile es muy injusto.  Está basado en el dinero.  Si usted tiene una buena condición económica, puede acceder a una mejor educación.  Aquí está muy marcado que en algunos colegios te enseñan a ser sirvientes y en otros a ser gerentes.  Entonces, al ver esto, nosotros, que tomamos nuestras decisiones en comunidad, optamos por proteger a nuestros príncipes y princesas, porque había algunos hermanos que mandaban a sus hijos al colegio con su turbante, que es la conexión con el cielo, y a las hijas con su pelo tomado y el paño, cubriéndolo, la conexión con la tierra, y sufrían mucho bullying, les hacían sentirse avergonzados de su forma de ser, de su cultura rastafari.  De ahí que con las hermanas implementamos la Educación en Casa”.

En la escuela

Cuando les consulté de dónde habían obtenido los elementos teóricos y prácticos para la implementación de la Educación en el Hogar respondió una de las jóvenes madres que asistían a la entrevista grupal.  Era la emperatriz Katherine, Empress Katherine, todas las madres reciben ese apelativo, quien se refirió principalmente al estudio, a la búsqueda incesante de información, a quebrar los paradigmas de la enseñanza tradicional que traían y sacar lo mejor de todo.

Volví con la pregunta acerca de la factibilidad de construir una escuela con el sello rastafari, siguiendo el modelo de las que existen en el sistema tradicional.  El sacerdote comentó que alguna vez pensaron en una escuela rastafari, pero que lo desecharon de inmediato, porque no cuentan con los recursos para un proyecto como ese.  Luego reflexionó que, en todo caso, desde su condición de autodidactas en el tema homeschooling y con la ayuda de miembros de la comunidad que tienen estudios de pedagogía, como la misma emperatriz Katherine, profesora de Arte de la Universidad de Concepción, lo que entienden del homeschooling es que “si bien consiste en no mandar a los niños a la escuela, tampoco consiste en llevar la escuela a la casa”.

La socialización de los niños y niñas rastafari

Otra arista que siempre sobresale en las conversaciones acerca de educación en el Hogar, como prefiero llamarla después de una conversación y sugerencia de Cristina Matus, presidenta de Educo (Agrupación de padres que educan en el hogar-Chile), es la socialización de los niños y niñas.

El sacerdote, Priest Igo, fue claro: “Ese es un mito.  Aquí, es en la iglesia y en la comunidad donde socializan y eso es siempre.  Incluso los niños han participado en un programa de un Jardín infantil de acá que permitió que una vez al mes o cada dos semanas nuestros niños fueran al jardín el año pasado y lográbamos trabajar eso.  Resultó bastante bien.  Incluso conseguimos que un día la parvularia recibiera a todos los niños de la comunidad y ahí juegan y aprenden un rato”.

Hace unos años, la comunidad invitó a los niños y niñas del Jardín Infantil “Piolín”, una experiencia hermosa que quedó plasmada en un vídeo.

Ronda de Princesas y Príncipes

Finalmente la hermana Katherine agrega que los príncipes y las princesas de la comunidad socializan en el diario vivir, con sus pares, con los familiares que tienen fuera de la comunidad, cuando salen o viajan, en la vida normal, en definitiva.  Saludan, piden permiso, conversan con quien les habla y, por supuesto, usan la tradicional fórmula de: “Bendito amor”.

Otra de las madres presentes, emperatriz María de los Ángeles, nos habló de los valores que vivencian en la comunidad.  “Nosotros tenemos como centro la Biblia, los Diez mandamientos.  Y en el ámbito propio de nuestra Fe de Vida, les inculcamos el respeto a los mayores y a los otros niños, el autosustento, actuar siempre con la verdad, la rectitud y la humildad”.

La gestión del tiempo para el aprendizaje

Como buenos homeschoolers, la educación la trabajan todo el tiempo.  “Desde que nos levantamos en la mañana hasta que nos acostamos en la noche, todos estamos, los niños y los grandes, en un aprendizaje permanente”.

Tienen muy claro que la motivación por aprender es fundamental y que hay que aprovechar cualquier interés de los niños/as para enseñarles más, siempre teniendo en cuenta el interés y trabajar en tiempos cortos, porque la capacidad de atención es breve.

Empress Katherine apuntó que “de muy chiquititos, a diferencia de los colegios, les enseñan a tomar decisiones, a colaborar en las actividades y a desarrollar autonomía, desde el decidir qué podríamos hacer hoy día, ayúdame a preparar el desayuno, haz tu cama, lavemos ropa, etc., con lo que van desarrollando aprendizajes que les dan autonomía y que nunca aprenderán en una escuela.  Nosotros queremos romper los paradigmas de la enseñanza tradicional, que tiende a la normalización, a generar conductas parecidas, que no permite la diversidad, que no promueve lo diferente, la creatividad”.

El sacerdote agrega que les importa mucho entregarles una identidad propia, que sepan quiénes son, que se sientan orgullosos de ser Rastafari. La entrevista grupal termina, porque Priest Igo tiene que volver a trabajar y el investigador debe retornar a Santiago

Saludo

Para el final, la voz de dos madres rastafari:

Empress María de los Ángeles: “Estar con nuestros hijos e hijas es fundamental para crear la seguridad en ellos, que puedan vivir junto a sus padres, desarrollarse, educarse.  Y si queremos que conserven las tradiciones, ahora es cuando tienen que aprenderlas y adoptarlas”.

Empress Katherine: “Uno de los principios que nos enseña el Padre dice que un niño va a ser un hombre, entonces tiene que estar con los hombres y eso quiere decir que si un niño está compartiendo todo el tiempo con su padre, él va a imitar las cosas buenas de su padre y la niña va a estar conmigo y yo le voy a enseñar las cosas buenas de cómo una mujer debe ser”.

Ha sido una hermosa experiencia conocer a estos hombres y mujeres y sus bellas princesas y sus bellos príncipes.  Su concepción de Educación me llevó hasta ellos y mi Educación me lleva a respetarlos, valorarlos y, por qué no, a quererlos como seres humanos que somos, formando parte de este mundo diverso y sorprendente.

Espero volver para dar adecuado cumplimiento a la invitación a participar algún sábado de una celebración religiosa.  Será ocasión de participar de una fiesta llamada Nyahbinghidonde se canta y baila al ritmo de tambores africanos.

Lester Aliaga

[El Ciudadano]

Anuncios