Queridos padres, les han estado mintiendo sobre las vacunas.

por Administrador

Puedo predecir exactamente el tipo de respuesta que voy a obtener de los activistas anti-vacunas. Porque no pueden argumentar con eficacia contra la abrumadora evidencia científica que respalda a las vacunas, van a decir que yo trabajo para las grandes farmacéuticas . ( no lo hago y nunca lo he hecho ). Ellos dirán que no soy un científico ( lo soy ), o que yo soy un “Agente 666” (no sé lo que es eso, pero estoy bastante seguro de que no soy uno). Argumenta Raf.

Anuncios

Salud y Vida Sana

| | | |

vacunas-500x333

Anuncios

Nota: El contenido de este artículo fue escrito por la doctora Jennifer Raff en su blog, Violent Metaphors. Puede hacer clic aquí para ver el articulo original en ingles.

A la luz de los recientes brotes de sarampión y otras enfermedades prevenibles por vacunación, y la negativa de los defensores anti-vacunación a reconocer el problema, pensé que era hora de publicar  este post.

Estimados padres de familia,

Se les ha mentido . Las personas que dicen estar actuando por el bien de sus hijos están poniendo su salud e incluso están poniendo su vida en riesgo .

Dicen que el sarampión no es una enfermedad mortal. Pero lo es .

Dicen que la varicela no es gran cosa. Pero lo es .

Ellos dicen que la gripe no es peligrosa. Pero lo es .

Dicen que tener  la tos ferina en los niños no es tan malo. Pero lo es .

Dicen que las vacunas no son tan eficaces en la prevención de las enfermedades. Pero  3 millones de niños se salvan todos los años por la vacunación , y 2 millones mueren cada año a causa de enfermedades prevenibles por vacunación .

Dicen que “la infección natural” es mejor que la vacunación. Pero se equivocan .

Dicen que las vacunas no han sido rigurosamente probadas para su seguridad. Pero las vacunas son sometidas a un mayor nivel de pruebas que cualquier otra medicina . Por ejemplo, este estudio probó la seguridad y la eficacia de la vacuna neumocócica en más de 37.868 niños.

Dirán que los médicos no admitirían que hay efectos secundarios en las vacunas. Pero los efectos secundarios son bien conocidos, y salvo en casos muy raros y leves .

Ellos dicen que la vacuna MMR causa autismo. No lo hace . (La cuestión de si las vacunas causan autismo se ha investigado  estudio tras estudio , todos muestran abrumadora evidencia de que no lo hacen.)

Dicen que el timerosal en las vacunas causa autismo. No lo hace , y de todos modos  ha sido eliminada en la mayoría de las vacunas desde 2001  .

Dicen que el aluminio en las vacunas (un adyuvante, o componente de la vacuna diseñada para mejorar la respuesta inmune del cuerpo) es perjudicial para los niños. Pero los niños consumen más aluminio en la leche materna natural que por las vacunas, y son necesarios niveles muy altos de aluminio para causar daño .

Ellos dicen que el reporte de sucesos adversos de las vacunas (y el “tribunal de la vacuna”) demuestra que las vacunas son dañinas. No lo hace .

Dicen que si los niños de otras personas son vacunadas, no hay necesidad de que sus hijos sean vacunados.

Este es uno de los argumentos más despreciables que he escuchado. En primer lugar, las vacunas no siempre son 100% eficaces, por lo que si es posible que un niño vacunado pueda infectarse si es expuesto a una enfermedad. Peor aún, hay algunas personas que no pueden recibir las vacunas, ya que son inmuno deficientes, o porque son alérgicos a algún componente. Esas personas dependen de la inmunidad de grupo para protegerlos. Las personas que eligen no vacunar a sus hijos contra las enfermedades infecciosas están poniendo no sólo a sus propios hijos en riesgo, sino también hijos de otras personas.

Dicen que, remedios “naturales” “alternativos” son mejores que la medicina basada en la ciencia. No lo son .

La verdad es que las vacunas son uno de los  más grandes logros de la salud pública , y una de las cosas más importantes que usted puede hacer para proteger a su hijo.

Puedo predecir exactamente el tipo de respuesta que voy a obtener de los activistas anti-vacunas. Porque no pueden argumentar con eficacia contra la abrumadora evidencia científica que respalda a las vacunas, van a decir que yo trabajo para las grandes farmacéuticas . ( no lo hago y nunca lo he hecho ). Ellos dirán que no soy un científico ( lo soy ), o que yo soy un “Agente 666” (no sé lo que es eso, pero estoy bastante seguro de que no soy uno).

Ninguna de estas cosas son ciertas, pero son la respuesta típica  de los activistas anti-vacunas, porque no tienen hechos para respaldar su posición. Pienso que en el fondo muchos comprenden la realidad, pero tienen miedo de las consecuencias  o implicancias que reconocerlo pueda traer.

¿Por qué te están mintiendo? Algunos lo hacen con fines de lucro , tratando de vender sus remedios alternativos generando  miedo de la medicina basada en la ciencia . Estoy seguro de que muchos otros dentro del movimiento contra las vacunas tienen realmente buenas intenciones , y creo que sinceramente creen que las vacunas son dañinas. Pero como  cierto astrofísico dijo recientemente “Lo bueno de la ciencia es que es verdad  crea o no crea en ella” . Las buenas intenciones no impedirán a los microbios infectar y dañar a la gente, y el mensaje de que las vacunas son peligrosas está teniendo consecuencias nefastas. Hay brotes de enfermedades prevenibles por vacunación ahora en los Estados Unidos a causa de los niños no vacunados.

Sólo en un aspecto mi mensaje se puede parecer al de los activistas anti-vacunas, te digo: Edúcate. Pero para los activistas antivacuna esto significa  “Lee todas estas webs que apoyan nuestra posición”, por mi parte, te sugiero que aprendas lo que la comunidad científica dice. Aprende cómo funciona el sistema inmunológico. Ve y lee acerca de la historia de la enfermedades antes de las vacunas, y habla con las personas mayores que crecieron cuando la poliomielitis, el sarampión y otras enfermedades no se podían  prevenir. Vean y lean acerca de cómo se desarrollan las vacunas y cómo funcionan. Lean acerca de Andrew Wakefield , y cómo su reporte científico que “descubría” un vínculo entre la vacuna triple viral y el autismo ha sido retirado, y su licencia médica ha sido revocada. Lee los numerosos estudios que han examinado explícitamente si el autismo es causado por las vacuna … y no encontrarás nada. (Mientras estás en ello, lea acerca de la investigación en curso para determinar cuál es LA causa -o causas– del autismo , y que contradice a las personas que siguen insistiendo en que las vacunas causan la misma).

Esto puede parecer mucho trabajo, y los trabajos científicos puede parecer intimidantes para leer. Pero la lectura de artículos científicos es una destreza que se puede dominar. Aquí hay un gran recurso para la evaluación de la información médica en Internet , y una guía para no científicos sobre la forma de leer y entender la literatura científica. Se lo debes a tus hijos y para ti mismo, para investigar a fondo el asunto. No confíes en lo que un desconocido en el Internet dice (ni siquiera a mí!). Lee los estudios científicos que hay en los enlaces en este post por ti mismo, y habla con tu pediatra. A pesar de lo que la comunidad anti-vacuna le está diciendo, no es necesario tener miedo de las vacunas. En su lugar, debe tener miedo de lo que sucede sin ellas.

Este video es un resumen excelente de muchos de estos temas. Los animo a verlo (en ingles):

Aquí puedes seguir la discusión en el blog de la doctora Jennifer Raff (en ingles)

Foto | UNICEF Sverige

Si deseas responder al articulo de Jennifer Raff, envía una columna a [email protected]

Anuncios