DENUNCIA: El estado de Chile discrimina a las mujeres embarazadas

por Administrador

Y a mí me sucedió, a fines de Marzo del 2013, luego de trabajar casi 2 años en una Institución Pública (INE), con un contrato a honorarios, mis jefes directos al enterarse de mi embarazo me despidieron. No tuve derecho a fuero maternal y menos a indemnización, quede sin trabajo, por ende sin sustento económico y moralmente muy afectada. No me despedían por desempeño laboral, si no por mi embarazo, por mi maternidad.

Anuncios

Cartas al Director | Política en Chile

| | | |

468

Anuncios

Estimado Editor de Política y Sociedad:

Luego del discurso del 1° de Mayo de la Presidenta Bachelet, y el revuelo mediático causado por la idea de despenalizar el Aborto, yo veo una gran contradicción desde el Estado que no puedo dejar de mencionar, bajo lo que a mí misma me sucedió.

El Estado tiene una gran cantidad de trabajadores contratados a honorarios. Me atrevería a decir que casi un tercio de sus funcionarios son trabajadores a honorarios. Y dicho eso, comento que estos trabajadores/as se encuentran bajo total desprotección social, ya que como señala la ANEF “En el caso de los que trabajan a honorarios, éstos no tienen derecho a previsión, salud; licencias maternales en el caso de las mujeres, vacaciones, derecho a sindicalizarse, viáticos, etc.”

Y bueno Ud se preguntara: ¿Qué relación tienen los trabajadores a honorarios con el Aborto? Pues tiene mucha relación, ya que muchos de estos trabajadores son mujeres. Mujeres que no tienen derecho a fuero maternal, ni a salud, por lo que están totalmente desprotegidas, siendo que se encuentran trabajando para el que crea las políticas públicas, el mismo Estado. Creando en sí mismo una contradicción, ya que este Estado provee las normas de protección a la maternidad, que dentro de ellas incluye a todo tipo de trabajadora sin importar su contrato de trabajo, pero al mismo tiempo desvincula y anula toda seguridad social de las mismas trabajadoras que laburan a honorarios en el sector público. Siendo el sector público el gran evasor de la protección a la maternidad.

Y a mí me sucedió, a fines de Marzo del 2013, luego de trabajar casi 2 años en una Institución Pública (INE), con un contrato a honorarios, mis jefes directos al enterarse de mi embarazo me despidieron. No tuve derecho a fuero maternal y menos a indemnización, quede sin trabajo, por ende sin sustento económico y moralmente muy afectada. No me despedían por desempeño laboral, si no por mi embarazo, por mi maternidad.

Entonces me pregunte, ¿Y si hubiera abortado? Claro, si hubiera abortado no habría perdido el trabajo, tendría un sueldo mes a mes. Este pensamiento, sobre el aborto y las inseguridades económicas que da un trabajo a honorarios, no es algo ilógico, dado que no tenia sistema de salud, ni contaba con un sueldo, ni iba a recibir beneficios de pre y post natal. Finalmente el aborto no fue mi opción.

Y me pregunto ¿Bajo qué lógica y ética, el Estado y sus Instituciones que son las garantes de la Protección a la maternidad pueden discriminar a una mujer por su maternidad y por estar embarazada? Busco respuesta y no la encuentro.

Saludos, Daniela López F. 

Daniela López Folle
Profesora de Historia y Ciencias Sociales
Universidad de Santiago de Chile

Si tienes algo que decir y necesitas difundirlo envíanoslo a [email protected] y nos pondremos en contacto.

Anuncios