No sabía por qué su hijo había enfermado, hasta que abrió su vasito y se encontró con esto

por Administrador

Una de las peores pesadillas de los padres, por no decir la que más, es la de ver a sus hijos enfermar. Estaréis de acuerdo conmigo en que en la mayor parte de los casos es algo inevitable, ya que es una parte fundamental del proceso de crecimiento para el desarrollo de un sistema inmunológico saludable.

Anuncios

Salud y Vida Sana

| |

vaso

Anuncios

Sin embargo, cuando un niño enferma constantemente sin un motivo aparente, no podemos evitar mosquearnos y preguntarnos qué es lo que podemos estar haciendo mal. Por eso queríamos hacernos eco de la historia que Penny Powell, preocupada por la salud del hijo de sus amigos, compartió a través de Facebook para prevenir a tantos padres como fuera posible.

Y es que, a veces, el peligro se encuentra donde menos cabría esperar.

Penny Powel compartió recientemente una serie de fotografías en Facebook que quizás consigan sorprenderos. En el post describe cómo el hijo de unos amigos suyos solía ponerse enfermo constantemente. Tras unas cuantas investigaciones, Simon, el padre del niño, tuvo el presentimiento de que el motivo tenía algo que ver con los vasos de entrenamiento que su hijo estaba usando

restos_suciedad_bebes_1

El vaso de entrenamiento en cuestión contaba con su correspondiente sellado y un dispensador a prueba de fugas, también con el propósito de prevenir la suciedad. Pero Simon se percató del extraño olor que procedía de la boquilla

restos_suciedad_bebes_2

Con ayuda de un pequeño cuchillo, Simon y abrió la boquilla del vaso de su hijo. Esto fue lo que descubrió:

restos_suciedad_bebes_3

Disgustado por el hallazgo, Simon inmediatamente se dio cuenta de que su pequeño había estado bebiendo de un vaso enmohecido. Penny compartió las fotos del hallazgo en Facebook, donde pronto descubriría que había otros padres en la misma situación que Simon

restos_suciedad_bebes_4

Después de recibir algunas respuestas y escuchar las experiencias de otros padres, se hizo evidente que la única cosa que todos tenían en común era que estaban utilizando los vasos de la misma marca

restos_suciedad_bebes_5

La empresa que fabrica estos vasos, Tommee Tippee Francia, ha tratado de abordar algunas quejas en Facebook, pero las historias se han ido acrecentando

restos_suciedad_bebes_6

Desde Tommee Tippee Francia afirman que “los resultados confirman que los vasos, cuando se utilizan los líquidos recomendados (fríos, líquidos ligeros como el agua y zumos sin pulpa) y se limpian según las instrucciones, no hay problemas. Sin embargo, cuando se utilizan líquidos calientes, zumos con pulpa o fórmulas espesas de leche, puede darse este caso. También recomendamos no dejar por mucho tiempo la limpieza de los vasos”

restos_suciedad_bebes_7

Aunque es un buen consejo, los padres nunca deben suponer que por seguir al pie de la letra las instrucciones del producto, no vaya a crecer moho en estos vasos

restos_suciedad_bebes_8

En los vasos que vienen con una tapa translúcida es fácil darse cuenta. Puede parecer un poco de suciedad, pero estos pequeños puntos son el inicio de una colonia de moho potencialmente peligrosa para la salud de nuestros hijos

restos_suciedad_bebes_9

No deis por hecho que los vasos de la marca Tommee Tippee son los únicos propensos a desarrollar este problema, ya que el diseño de estos vasos es muy común en otras marcas, incluso con otros mecanismos de bebida

restos_suciedad_bebes_10

La exposición de los bebés al moho de los vasos puede causar congestión nasal, irritación de garganta, tos o sibilancias, irritación de ojos o de la piel. Es muy recomendable limpiar a fondo los vasos de entrenamiento del bebé después de cada uso y que sean inspeccionados regularmente para evitar el crecimiento de moho u otros contaminantes

restos_suciedad_bebes_11

No dudéis en difundir esta noticia para que todos los padres tomen las precauciones necesarias para que las salud de sus pequeños no quede expuesta por este motivo.

Anuncios