Mujer con obesidad morbida adelgaza 130 kilos a base de ejercicios y dieta

por Administrador

La vida de Emma Sealey era un calvario. Enferma de obesidad mórbida (pesaba casi 200 kilos) era incapaz no solo de llevar una vida normal, sino de hacer las tareas más sencillas, como abrocharse el cinturón de seguridad, ya que el largo de la correa no era lo bastante grande como para cubrir su cuerpo.

Anuncios

Salud y Vida Sana

| |

foto_0000000320141007102407

Anuncios

Debido a su lastimosa situación, su familia se decidió a ayudarla costeando los gastos de una operación quirúrgica mediante la cual se implantaría en su estómago una banda gástrica, reduciendo enormemente el tamaño del mismo. Pero esta mujer de 35 años decidió no someterse a esta peligrosa operación y, armándose de coraje, se dispuso a adelgazar por sus propios medios.

Debido a su peso, Sealey jamás pensó que pasaría de los 40, ella creía que moriría antes debido a las complicaciones de su condición. Este pensamiento le aterraba y fue entonces cuando comenzó a tomarse muy en serio su salud y se decidió a empezar una nueva vida, donde la dieta equilibrada y el ejercicio físico forman parte de su nuevo día a día. Como contó al diario Daily Mail: “Hacía años que no me pesaba, estaba asustada con la cifra que podía aparecer en la báscula. Cuando me di cuenta de la realidad, simplemente estaba enfadada conmigo misma”.

El motivo por el que Sealey empezó a engordar de esta manera fue el fallecimiento repentino de un amigo de la infancia.”Estaba muy mal” comenta, “y usé la comida como consuelo para mi dolor, sobre todo cuando mis padres decidieron mandarme a un internado. No quería volver los fines de semana a mi casa porque no me sentía feliz”

Pese a todo, esta chica consiguió la fuerza necesaria para hacerse cargo del problema por sí misma. “Le doy las gracias a aquellos que querían financiar mi operación, pero es mejor que gasten el dinero en la gente que realmente lo necesita”.

El primer paso fue acudir a un médico para asesorarse. El siguiente fue cambiar todas sus rutinas, cosa que no fue fácil, sobre todo al principio. Tuvo que eliminar los alimentos no saludables que consumía por productos naturales e integrales, lo que unido a una actividad física moderada (debido a su peso) le hizo perder 6 kilos cada mes.

Su novio le ayudó a realizar estos ejercicios y a servirle de apoyo en todo momento: “Brian se comportó de manera espectacular. A él nunca le importó mi aspecto físico, solo se preocupaba por mi salud”.

Han pasado dos años desde que inició su nueva vida y desde entonces ha perdido nada más y menos que 127 kilos, por lo que se ha convertido para muchos en un modelo de superación personal. “No creo que la solución pase por una operación quirúrgica, a menos que seas incapaz de hacer ejercicio. Pero si tienes dos piernas, entonces puedes mantenerte en forma haciendo deporte”.

Toda su lucha fue compartida en las Redes Sociales, donde esta mujer publicó las imágenes en las que se puede observar su evolución. A continuación te mostramos algunas fotos del antes y el después para que puedas opinar por ti mismo.

foto_0000000320141007102407

Anuncios