Mujer registra con cámara oculta el acoso callejero que recibe al caminar por la calle

por Administrador

El acoso verbal callejero es la agresión a la mujer menos documentada y la más difícil de clasificar en términos legales, a pesar de que su incidencia supera el 80 por ciento entre las adolescentes y las jóvenes menores de 30 años, según los estudios de la organización sin ánimo de lucro “Stop Street Harassment” (SSH).

Anuncios

Sociedad

| |

safe_image2

Anuncios

El portal Vocativ realizó una recopilación de testimonios de mujeres estadounidenses que han sido víctimas de acoso mientras caminan en la calle o viajan en el transporte público. Una de las entrevistadas aceptó colocarse una cámara oculta para registrar los piropos y comentarios que recibió mientras dio una caminata. “Sé que me visto de una forma provocativa, pero no significa que deba aguantar esto”, opinó. Silbidos, vulgaridades, comentarios y tocamientos son el pan de cada día de millones de mujeres en el mundo. Es la forma de acoso más tolerada socialmente y se produce en la calle.

Una de cada cuatro niñas ha experimentado ya el acoso callejero a los 12 años y el 90 por ciento de las chicas de 19 años responde afirmativamente cuando se le pregunta si se ha sentido intimidada por las “palabras y acciones irrespetuosas de desconocidos en un espacio público”. Esa es la definición que SSH da a “acoso callejero”, un término mucho menos estudiado puesto que se refiere en buena medida a comportamientos que, aunque ofensivos y perturbadores, no están tipificados como delito. Es más, llamar la atención a las mujeres en la calle y hacer comentarios obscenos sobre su cuerpo se contempla en muchos casos con condescendencia, como un halago o una broma inofensiva.

Haz click aquí para ver el video

Anuncios