La guerra en Siria induce la primera extracción de semillas de la “bóveda del fin del mundo”

por Administrador

La guerra civil en Siria ha llevado a la primera retirada de semillas del Banco Mundial de Semillas de Svalbard. Esta famosa bóveda ‘del fin del mundo’ fue construida en una ladera de montaña del Ártico para proteger el suministro de alimentos a nivel mundial en caso de un cataclismo global.

Anuncios

Política Internacional

| |

5600c4acc46188c60f8b45b9

Anuncios

Las semillas, incluidas muestras de trigo, cebada y pastos adaptados a las regiones secas, han sido retiradas de la bóveda internacional ‘del fin del mundo’ en Svalbard por investigadores en Medio Oriente, informa Reuters. El objetivo es reemplazar las semillas en un banco de genes cerca de la ciudad siria de Alepo, dañada por la guerra civil, y se trata de la primera solicitud desde que la instalación se inauguró en 2008.

El banco de semillas de Alepo ha mantenido el funcionamiento en parte, incluyendo un almacenamiento en frío, a pesar del conflicto. Sin embargo, ya no es capaz de mantener su papel como centro de cultivo de semillas y su distribución a otras naciones, principalmente en Oriente Medio, señala el medio.

Las semillas han sido solicitadas por el Centro Internacional de Investigaciones Agrícolas en Zonas Áridas (ICARDA), que trasladó su sede a Beirut desde Alepo en 2012, debido a la guerra. La organización quiere retirar casi 130 cajas de 325 que había depositado en la bóveda, que contiene un total de 116.000 muestras.

La bóveda, que se abrió en el archipiélago noruego de Svalbard en 2008, está diseñada para proteger las semillas de cultivos de cataclismos globales como guerras nucleares o enfermedades. El enorme depósito subterráneo cuenta con más de 860.000 muestras provenientes de casi todas las naciones, incluyendo a Irak y Corea del Norte.

RT

Anuncios