La CIA reconoce que ovnis registrados en los años 50 eran aviones de EE.UU.

por Administrador

Para consternación de los amantes de la teoría de la conspiración la CIA ha admitido a través de su cuenta de Twitter que, en realidad, la mayoría de los avistamientos de ovnis sucedidos en el siglo XX no procedían de naves extraterrestres, si no que eran aviones norteamericanos pertenecientes a programas de desarrollo ultrasecretos.

Anuncios

Política Internacional

| |

ovni

Anuncios

La CIA publicó hace poco en su cuenta de Twitter un mensaje que ha corrido como la pólvora en las Redes Sociales: “¿Reportes de actividad inusual en el cielo durante los años 50? Fuimos nosotros.” Se ha convertido sin duda en el mensaje más popular por parte de esta agencia de investigación, que de esta manera echa por tierra todas las teorías según las cuales el ser humano estaba siendo visitado (y según los más extremistas, invadido) por entidades provenientes de otro mundo.

Pero, como nos cuenta la CIA, en realidad se trataban de aviones experimentales que estaban realizando labores de reconocimiento. Durante mucho tiempo se ha hablado de los avances que la tecnología militar ha alcanzado durante los últimos años. En la década de los 50, recién acabada la Segunda Guerra Mundial, muchos científicos nazis se pasaron al bando norteamericano y continuaron con su labor científica. Hoy en día se conoce la importancia de estos expertos alemanes en la producción de la tristemente conocida bomba atómica.

Los amantes de las teorías más extremas nos dicen que los nazis tenían en su posesión tecnología alienígena, y que sus avances armamentísticos se deberían en buena parte a ello. Si les hacemos casos, estaríamos efectivamente ante naves o aviones creados en nuestro planeta, pero gracias a la tecnología que hemos tomado “prestada” de los extraterrestres.

En la misma noticia publicada encontramos como anexo un documento que detalla el programa secreto mediante el cual se desarrollaron las aeronaves U-2 (Sí, de aquí sacó el nombre el famoso grupo de música). En dicho informe encontramos que estos aviones eran capaces de volar a una altitud superior a los 18.000 metros, es decir, aproximadamente 6.000 metros más que lo que podían alcanzar el resto de naves civiles y militares.

A partir de estas pruebas es cuando a las autoridades militares norteamericanas le comienzan a llegar incontables informes de avistamientos de ovnis por parte de testigos, que automáticamente los identificaron como naves procedentes del espacio exterior.

¿Y tú qué opinas? ¿Sigues creyendo que los ovnis no proceden de este mundo o le haces caso a la CIA?

 

Anuncios