La carta abierta que todo chileno debe leer tras el subidon de sueldo de los Diputados

por Administrador

Somos ancianos, niños, embarazadas, cojos, ciegos… gente.

Somos la gran masa de ciudadanos que se enteró que los parlamentarios se subieron el sueldo, mientras intentábamos subir al metro desde Puente Alto, que nuevamente presentaba problemas.

Anuncios

Política en Chile

| | | |

B3ZCPOpIcAIBwRt

Anuncios

Somos la gran masa que paga tag, bencina y cuanta cosa se les ocurre subir o bajar; ustedes le llaman oferta y demanda, nosotros le llamamos en buen chileno un carerrajismo desproporcionado. Somos la gente que se encalilla pagando por una educación mejor para sus hijos, una casa en un barrio un poquito más decente o una salud más digna para la familia (hay que saber elegir).

Somos la gran masa que no gana mucho y que cruza los dedos cada mes para que paguen lo antes posible, porque los sueldos simplemente no alcanzan.

Somos la gran masa que cuando grita injusticias nos tildan de vándalos, subversivos y terroristas y que cuando defendemos lo nuestro nos apresan y callan a palos. Somos el pueblo que paga las cantidades industriales de “bonos” que cada año aumentan para subsidiar un sistema económico que se cae a pedazos.

Somos la frase más repetida en discursos políticos, aunque pasamos inadvertidos la mayor parte del tiempo. Somos esa “gente” que se levanta temprano y llega tarde a casa los siete y más días de la semana.

Somos la gente que anda a pata porque la plata no alcanza para el auto o porque hace rato resulta imposible manejar en calles atestadas de vehículos y conductores violentos.

Cuándo se harán cargo de los problemas reales de nosotros, la gente que votó por muchos de ustedes o que no votó precisamente porque dejó de creer hace rato en los políticos chilenos. Preocúpense de las deudas de bancos y empresas que tienen a la gente quemándose a lo bonzo frente a la Moneda, respondan por el paro de profesores a nivel nacional, enfrenten sus demandas, háganse cargo de la deuda histórica.

Expliquen por qué se suben los sueldos si cada día la vida está más cara y las familias chilenas se van empobreciendo… Y si pueden, de pasadita, háganse cargo de sus errores, pidan disculpas y entreguen soluciones, porque hace rato nos están viendo la cara y no somos tan idiotas.

Queremos respuestas y soluciones. No queremos disculpas y que nos vuelvan a callar a través del miedo.

Queremos que se ocupen de hacer su trabajo y dejen de aparecer en televisión y diarios con frases absurdas, insultos para el otro bando y leyes que llegan a dormir al Parlamento.

No somos estúpidos, señores, somos una olla a presión gigante a punto de estallar.

Atte., Rayén Huaiquilaf

Periodista

Anuncios