Educación del Nuevo Milenio (ENM) ¿Llegó para quedarse en Chile?

por Administrador

Anuncios

Cartas al Director

| | | |

Escolares

Anuncios

Por: Omar Villanueva Olmedo

Hace más de 60 años que las Tecnologías de la Información TI impulsaron la automatización de tareas y la acumulación de masas de datos, información y conocimientos. Hace 40 años que empezó la integración de procesos principales, que creó una poderosa infraestructura. Es así como la tecnología digital comenzó a afectar la vida de las instituciones y de las personas. Y en menos tiempo y con mucho menos costo se ha ampliado las formas de “crear valor y relating”. El énfasis viene ahora en las necesidades de las personas: estudiantes, profesores, enfermos, profesionales, electores, pensionados, ancianos, investigadores, trabajadores, empresarios, y otros grupos, dado que existen cada día más procesos, con amplias redes de comunicación y acumulación de información y conocimientos y artefactos que son accesibles para la ENM.

Educación a tiempo real de por vida. En términos de la ENM hay que conocer las necesidades de los estudiantes, así como las exigencias que tendrán los servicios y productos en los que aplicarán esos conocimientos, habilidades y destrezas, o, lo que ellos quieran ser. De esta manera, se ha iniciado el desarrollo servicios educativos, que se irá expandiendo de acuerdo a sus beneficios y potenciales. Entendiendo por estudiante a toda persona desde su infancia hasta su ancianidad.

Nuevo paradigma y aplicación. Los planteamientos de la ENM cuenta, hasta ahora, con una baja aprobación por parte de muchas personas y profesionales que están divorciadas de los avances en las aplicaciones de frontera, que no se han incorporado a las nuevas tecnología, muchos tienen “visión de helicóptero” y en consecuencia, hay que ayudarles que superen sus aprehensiones, sus objeciones y su resistencia al cambio.

Educación más eficiente y efectiva. Estas nuevas formas de educación, puesto que las habrá con diferentes formatos y visiones, proveen, y lo seguirán haciendo, enfoques impresionantes en la calidad y efectividad del aprendizaje, en la reducción de los costos y en mejores resultados para todos los que quieren aprender y no solo para los mejores, respetando su diversidad.

¿La ENM será más rica que la actual educación? Será más amigable, flexible y eficiente porque logrará optimizar el aprendizaje al acomodarse a las diferencias y capacidades personales sus inquietudes y anhelos desde un inicio. Tendrá un enorme impacto en la localización de los centros de encuentro – que no serán como los actuales – y racionalizará al mínimo el traslado de los participantes, aumentarán su contacto social local y global. Se avanzará, sin duda, en la medición instantánea y permanente de los logros en conocimiento y en la comprensión y permitirá evaluar las áreas de deficiencia y dispondrá de programas ad hoc para subsanarla. Se podrá establecer prioridades en la secuencia o paralelismo del avance en el conocimiento y las habilidades y de la comprensión, disponiendo de mejores bases analíticas y sistemas expertos y auto tutoriales, más personalizados, con mayor cobertura a todo nivel y tolerancia a lo nuevo. Su potencial para aprender a convivir y a relacionarse será más amplio que el que era imaginable hace menos de una década. La ENM será intrínsecamente libertaría y con esfuerzo motivado de aprender en felicidad.

No confundir ENM con otros muchos anteriores y valiosos formatos. La anterior educación descansa en otras premisas, propias de los últimos siglos o aún de formatos recientes. Entre esos formatos se destacan el de Montessori, centrado en el desarrollo del niño, el plan piloto de “Cambio Valiente” de Japón, para formar ciudadanos del mundo, con “cero patriotismo, cero materias, cero tareas”, o los colegios “Innova” que pretenden formar una nueva generación de líderes para el Perú. O casos más antiguos como el proceso Bolonia, para la educación superior en Europa, que era un proceso de convergencia, no de conocimientos sino que de titulaciones, para adaptarse a las demandas sociales, curriculares y de homologación europea de títulos.

El nuevo educar y el imaginar. Las personas pueden imaginar la ENM si se centran en el avance acelerado del conocimiento y nuevas sorprendentes tecnologías, en la comprensión del comportamiento humano que está en desarrollo, en las emergentes y cambiantes necesidades de la sociedad, si reconocen que hay mejoras en las bases analíticas, simuladores, en los sistemas expertos y en los auto tutoriales, que son herramientas más personalizadas, más flexibles, cada día más accesibles, con nuevas formas de aprender y con mayor cobertura a todo nivel, y que ya está aquí reformando – sin permiso de gobiernos ni parlamentos – el arte ciencia de educarse y crecer durante toda la vida.

Hay muchas preguntas ¿Cuáles serán los escenarios de esta nueva educación? ¿Cuál podría ser una estrategia nacional para hacerse cargo de la ENM, que ya ha llegado?

Omar Villanueva Olmedo
Director OLIBAR Consultores
Lic. Ciencias Ec. & Ad. FEN
Universidad de Chile

Anuncios