Así puedes mantenerte saludable aunque comas chatarra, fumes, no hagas ejercicio y bebas

por Administrador

Los medicos llevan años intentando concienciarnos acerca de lo importante que es para nuestra salud dejar de fumar, moderar el consumo de bebidas alcohólicas, llevar una dieta equilibrada y cuidar el peso. A casi todos nos invade una sensación de culpa cuando hacemos caso omiso a estos consejos y seguimos manteniendo nuestros malos hábitos, pero sentirnos mal no nos va a ayudar en nada.

Anuncios

Salud y Vida Sana

| | | |

sano-fuma-bebe

Anuncios

La realidad actual es que muchas personas quieren llevar un modo de vida saludable, pero por una serie de motivos, falta de tiempo, de ganas o de resultados, no llevan estos deseos a la práctica.

La doctora Lissa Rankin, en su libro Mind Over Medicine: Scientific Proof That You Can Heal Yourself nos habla sobre este tema. Mediante un interesante experimento llega a la conclusión de que si bien es importante mantener unos hábitos de vida saludables (y estos inciden en nuestro bienestar) existen algunos elementos que modifican nuestro estado de salud y esperanza de vida y que nada tienen que ver con hacer más ejercicio o dejar de fumar.

La doctora Rankin propone como ejemplo un estudio efectuado sobre la población italiana inmigrante que se asentó en Roseto (Pensilvania) cuyo estilo de vida difícilmente podría considerarse sano.

” Su alimentación incluía platos tan poco saludables como albóndigas fritas en manteca y abusaban de la pasta y las pizzas. Pero para sorpresa de todos, su índice de riesgo de enfermedades del corazón era la mitad que la media nacional. El secreto no estaba en el agua que bebían, en los hospitales de la zona o en su ADN”.

Asombrado por el bajo número de problemas cardiovasculares presentes en este grupo, algunos médicos comenzaron a investigar y descubrieron que los habitantes de Roseto vivían en casas con familias de todas las generaciones y solían celebrar toda una serie de eventos y actos cotidianos en comunidad, por lo que no tenían ese sentimiento de soledad que tantas personas padecen, sobre todo las más mayores.

Según las investigaciones, un sentimiento como la soledad puede tener consecuencias mortales para nuestra salud, ya que el estrés que sentimos cuando esta sensación se vuelve angustiosa incrementa los niveles de cortisol e impulsa el sistema nervioso simpático, que es el encargado de incrementar el ritmo cardíaco y por tanto eleva la presión arterial, incapacitando al sistema inmune e incrementando las posibilidades de un ataque al corazón.

Vivir junto a los demás sin miedo a la soledad hizo que la población de Roseto presentara apenas muertes por enfermedades del corazón. La mejor medicina para esa comunidad italiana fue el apoyo que se brindaban entre todos, que compensaba el hecho de que no tener hábitos de vida saludables. La mayoría falleció en edad muy avanzada, incluso si fumaban, bebían o tenían otros malos hábitos.

Siguiendo esta línea, los datos científicos demuestran que la soledad puede llegar a ser peor que un vicio y que vivir en compañía se convierte por tanto en medicina preventiva.

En este TEDx talk la doctora Rankin ahonda en esta teoría:

Anuncios