Científicos descartan uno de los principales mitos sobre la marihuana

por Administrador

Un grupo de investigadores británicos ha demostrado en un estudio reciente que el cannabis no interviene en la capacidad intelectual de las personas. Estos resultados invalidan los de otra investigación llevada a cabo hace un par de años por la Universidad norteamericana de Duke.

Anuncios

Salud y Vida Sana

| | | |

7e2938marihuana

Anuncios

El trabajo de investigación efectuado por el University College of London (UCL) ha demostrado que no hay pruebas que nos permitan relacionar el consumo del cannabis (presentes en el hachís y la marihuana) con el descenso del coeficiente intelectual (CI), según informa “The Washington Post”.

En el estudio participaron un total de 2.612 niños nacidos en la zona de Bristol, situada al suroeste de Inglaterra, a principios de la década de los 90. Se investigó el CI de jóvenes con edades comprendidas entre los 8 y 15 años y los resultados no arrojan ninguna relación entre el consumo del cannabis y el bajo coeficiente intelectual.

Sin embargo, la investigación sí que ha encontrado indicios de que las aptitudes educativas son ligeramente menores en aquellos alumnos que consumen cannabis de manera intensa. En las distintas pruebas escolares que este grupo de estudiantes realizó, siempre bajo la supervisión del proyecto, se encontró una disminución del 3% en el rendimiento escolar en los alumnos que tomaban regularmente marihuana a partir de los 16 años.

El estudio fue presentado a través de un comunicado de prensa realizado por la autora principal de la investigación, Claire Mokrysz, quien indicó que los resultados suponen un mensaje muy importante para la salud pública, ya que centrar toda nuestra atención en los posibles efectos perjudiciales del cannabis puede distraer a los padres de otros asuntos que son más negativos en la educación de nuestros hijos.

Guy Goodwin, catedrático de la Universidad de Oxford, confirma las palabras de su colega de profesión. “Si prestamos demasiada atención a los daños que el cannabis puede causar estamos alejándonos de la auténtica fuente del problema. Fumar marihuana puede ser el primer paso para llegar a otro tipo de estupefacientes como la cocaína o la heroína, por lo que su consumo está asociado a otras drogas mucho más duras y eso si que es importante prevenir”.

“A veces, estas drogas potencialmente más peligrosas son muy fáciles de obtener y pueden cambiar de manera drástica nuestra forma de vida, debido a la fuerte adicción que crean. De hecho, lo realmente preocupante es lo que puede venir después del consumo de cannabis.”

Pese a todo, hay una multitud de trabajos que nos confirman el efecto negativo que la marihuana tiene en la salud, aunque no haya correspondencia directa entre su consumo y la pérdida de intelecto.

En este sentido, encontramos una noticia reveladora que apareció recientemente en el “Daily Mail”. Wayne Hall, asesor sobre temas de drogas de la Organización Mundial para la Salud (OMS), ha publicado hace poco una investigación en la que se demuestra que el cannabis provoca una fuerte adicción en uno de cada seis adolescentes y que duplica las posibilidades de desarrollar un trastorno sicótico, incluso la esquizofrenia.

De igual manera, el profesor Hall ha observado que las posibilidades de tener un accidente de tráfico aumentan cuando estamos bajo la influencia del cannabis y que, como mencionamos anteriormente, una gran proporción de los jóvenes que empiezan fumando marihuana acaban probando en el futuro otros tipos de drogas más perjudiciales y duras. De hecho, algunas de ellas los van a situar en un punto de marginalidad y exclusión social.

Aunque este estudio no haya demostrado una relación directa entre en consumo de cannabis y el rendimiento intelectual, recuerda que todas las drogas son malas para nuestro desarrollo personal y que su consumo a largo plazo producen efectos negativos en la salud.

Anuncios