La silenciosa lucha de Gabriel Batistuta por volver a caminar

por Administrador

El ex futbolista de la Fiorentina y Roma, siempre fue visto como un roble, sus goles salían de sus rodillas, era tan buen goleador que la misma Fiorentina le mandó a hacer una estatua en honor a todos los triunfos que tuvo gracias a él, por otro lado, ganó la última Copa América que ha obtenido Argentina hasta la fecha.

Anuncios

Deporte

| |

def720164722cb24ea2bbfd275b414b8_7-700x514

Anuncios

Gabriel, quien nunca pensó en ser un ídolo mundial del futbol, siempre prefirió estar en la Fiorentina donde le entregaban todo el cariño que él podía pedir y  lo único que tenía que hacer era mostrar su talento con la pelota. Nadie marcó tantos goles en el equipo italiano. Con su talento logró que el club violeta volviera a subir de nuevo y fue campeón con la Roma.

Sus piernas fuertes y robustas perforaban las férreas defensas colombianas, paraguayas y uruguayas. Hizo goles a todo el mundo. Pero un día se cansó y decidió retirarse a jugar polo.

A los 36 años Batistuta se retiró oficialmente del futbol, a los pocos días de dejar el deporte que lo llevo a la gloria, comenzó a sentir un molesto dolor, como explicó el mismo en una entrevista a TyC Sports “A los dos días no podía caminar, no al mes. Me oriné en la cama, teniendo el baño a tres metros, porque no me quería levantar. Eran las cuatro de la mañana y pensaba lo que me iba a doler el tobillo si me paraba. Me fui a ver al doctor Avanzi y le dije: ‘Cortáme las piernas’. Me miró y me contestó que estaba loco. Yo insistía, no podía más, vivía malhumorado. No puedo contar el dolor, es imposible transmitírselo a la gente”.

Batistuta el goleador, cuando empezó a sentir dolor en sus piernas se inyectaba corticoides para seguir de pie, pero el exceso de aquello, después de una década tuvo sus consecuencias y fue el deterioro de sus tendones, esto sumado a otros factores que influyen en la enfermedad que padece el ex futbolista son la edad, herencia, peso, lesiones e infecciones locales. El médico de cabecera del ex goleador aseguro que “Lamentablemente esto empeora con el tiempo y no hay tratamientos 100% efectivos; por lo tanto, hay que llevar un tratamiento de por vida. Estos van desde los cambios de estilos de vida hasta cirugías de artroscopia y reemplazo de articulación”, dijo.

La confesión de ‘Batigol’ sorprendió a todo el mundo especialmente a quienes lo vieron  torturar a sus rivales en la cancha una y otra vez. Cuando el futbolista aseguró que el dolor era tan fuerte que quería reemplazar sus piernas por prótesis como las del atleta sudafricano Oscar Pistorius, “Lo vi y dije esa es mi solución”Aseguró Batitusta.

Anuncios